Costas procesales

Autor:Alberto Palomar (Magistrado de lo contencioso- administrativo) y Javier Fuertes (Juez sustituto)
 
EXTRACTO GRATUITO

Las costas procesales son la compensación de la pérdida patrimonial que experimenta la parte vencedora en un proceso por los gastos en los que ha incurrido.

Contenido
  • 1 Cuestiones generales
  • 2 Costas en primera o única instancia
    • 2.1 El sistema tradicional en el orden contencioso – administrativo
    • 2.2 Norma general o principio (matizado) de vencimiento en juicio
      • 2.2.1 Desestimación total de las pretensiones formuladas
      • 2.2.2 Estimación o desestimación parcial de las pretensiones formuladas
      • 2.2.3 Conceptos mala fe y temeridad
  • 3 Costas en los recursos
  • 4 Administración y Organismos públicos
  • 5 Normas específicas en materia de costas procesales en la LJCA
  • 6 Tasación de costas
  • 7 Ver también
  • 8 Recursos adicionales
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Cuestiones generales

El art. 139 de la de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa (LJCA) contiene la regulación sobre las costas procesales en el orden contencioso – administrativo.

Las costas procesales son una forma de evitar la pérdida patrimonial que puede experimentar la parte ganadora si hubiera de abonar la minuta de su letrado en un recurso que si no hubiera sido interpuesto o si no se hubiera tenido que interponer, no hubiese requerido tal actividad, que indudablemente posee un valor crematístico (STS de 25 de febrero de 2002 [j 1])

La primera cuestión que es preciso tener presente sobre el régimen de las costas procesales es que la vigente redacción del art. 139, LJCA procede de la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal , que modificó sustancialmente las previsiones anteriores sobre costas procesales en el ámbito de la Jurisdicción Contencioso – administrativa.

El art. 139, LJCA contiene una serie de normas de carácter general en cuanto a la imposición de las cosas del proceso y una remisión a la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil (LEC) en cuanto a la tasación de las mismas.

Costas en primera o única instancia El sistema tradicional en el orden contencioso – administrativo

Hasta la modificación del art. 139, LJCA por la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal , el principio general, para la primera o única instancia en el orden contencioso – administrativo, era la no imposición de las costas, ya que su imposición sólo se producía (y con la previa condición de que debía ser razonado debidamente) a quiénes sostuvieran su acción o interpusieran los recursos con mala fe o temeridad o cuando, de otra manera, se hiciera perder la finalidad del recurso (por ser la única forma de defender y obtener la razón).

Sistema que se ha visto modificado en la actualidad por la Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial y que ha cambiado con la referida modificación del art. 139, LJCA .

Norma general o principio (matizado) de vencimiento en juicio

La vigente regulación establecida en el art. 139.1, LJCA (tras la modificación realizada por la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal ), se fundamentaba en la establecida en el art. 394.1 y 2, LEC . Posteriormente, este artículo ha sido modificado por la Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial .

De la comparación entre ambos preceptos, con sus semejanzas y divergencias, se puede establecer que el régimen de las costas procesales para la primera o única instancia en el orden contencioso – administrativo es el siguiente:

Desestimación total de las pretensiones formuladas

Principio general de imposición de las costas causadas (en el proceso y sus incidentes) a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones.

No se impondrán las cosas a quien hubiera visto rechazadas todas sus pretensiones si el órgano jurisdiccional aprecia, y así lo razona, que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho

Estimación o desestimación parcial de las pretensiones formuladas
  • Principio general de que cada parte abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad
  • El órgano jurisdiccional podrá imponer las costas a una de las partes, razonándolo debidamente, si aprecia que ha sostenido la acción o interpuesto el recurso con mala fe o temeridad

De estos dos preceptos ( art. 139, LJCA y art. 394.1 y 2, LEC ) se extraen, además, otras conclusiones:

  • Para apreciar la excepción a la regla general en caso de desestimación de todas las pretensiones y el razonamiento del órgano jurisdiccional sobre “que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho”, habrá que estarse, tal y como señala el art. 394.1, párrafo 2º, LEC y en virtud del carácter subsidiario que esta norma tiene ( Disposición Final Primera, LJCA ) a que:
Para apreciar, a efectos de condena en costas, que el caso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA